Hubo un hecho en este pasado E3 que levantó mucha expectación y dio mucho que hablar, y quizás te sorprenda porque es un juego que ha pasado entre bastidores, nos referimos al famoso simulador de vuelo, el nuevo Microsoft Flight Simulator

La saga Microsoft Flight Simulator siempre ha tenido una base de fans significativa y apasionada. Quizás este no acabe siendo el lanzamiento comercial y mediático más grande del mundo, pero supone una recreación hardcore para los fanáticos del vuelo. Los jugadores de este género son tan apasionados y fieles porque el mercado de juegos sobre «vuelos» les dejo de lado y nadie se dignó a lanzar un buen simulador.

Y esto es lo que conviertiría a este Flight Simulator en la adicción y el exclusivo ideal al creciente servicio estrella de  Microsoft, Xbox Game Pass .

Xbox Game Pass incentiva la variedad de juegos

Uno de los problemas en desarrollo de juegos en los últimos 10 años es que los costos de producción han aumentado y han generado un gran riesgo para el lanzamiento de un proyecto nuevo. Los grandes editores solían tener una gran variedad de juegos en una variedad de géneros. Sin embargo hemos visto como la cantidad de lanzamientos se reduce, pues hacer un juego es tan caro que no vale la pena a no ser que este tenga asegurado un éxito de antemano.

El tiempo y el dinero que se destina a un juego con una audiencia pequeña como Flight simulator, podría destinarse al próximo Call of Duty o League of Legends. Teniendo en cuenta esto, ¿por qué está de vuelta ahora? La clave la encontraremos en una plataforma como es Xbox Game Pass.

Con Xbox Game Pass, Microsoft ofrece a los suscriptores una lista de más de 100 juegos, del mismo modo que Netflix hace con películas y series. 

También incluye todos los lanzamientos de Xbox Game Studios sin demora en su salida, gracias a esto se atraen suscriptores y luego se les mantiene comprometidos con mucho contenido y e incorporaciones frecuentes de juegos exclusivos, igual que hace Netflix en su modelo Streaming.

Los juegos como servicio han cambiado que percibimos como valioso.

Pero Game Pass cambia la estructura de incentivos para Microsoft, donde en el pasado la gente debia elegir qué juegos quieren con su tiempo y su dinero, y descartar otros, es algo que el jefe de Xbox, Phil Spencer, ha lamentado:

«Si veo los juegos principales que la gente está jugando en Xbox One hoy, muchos de esos juegos tienen tres o cuatro años», dijo Spencer durante una entrevista con Giant Bomb en 2017 . “Antes no solía ser el caso. Comprarías un juego, lo jugarías y luego lo cambiarías por uno nuevo «.

Pero la mayor parte del tiempo libre la gente lo invierte en los juegos multijugador y esa es una de las razones por las que Microsoft dejó de invertir en juegos First Party durante parte de la generación de Xbox One.

Spencer vio los datos, La gente dedicaba cientos de horas a Destiny, y casi nadie terminaba los juegos centrados en historias de un solo jugador.

Y en 2017, cuando Game Pass era solo una colección de juegos antiguos y no incluía de inmediato todos los lanzamientos de Xbox Game Studios, Phil reveló el plan que quería lograr con este servicio en el futuro.

«Un jugador quizás no quiera gastar 60 euros en un juego de pocas horas con principio, nudo y final, nosotros creímos en crear un modelo de negocio diferente que permitiera a la gente probar diferentes tipos de juegos y que ninguno de estos dejara de tener éxito por las exigencias actuales de la industria, no queríamos ver morir cierto tipos de juegos.

Un modelo de negocio donde «Flight Simulator» tiene sentido.

Durante años, Spencer ha visto en que puede convertirse Game Pass y no es un secreto que la inspiración viene de servicios como  Netflix.

«Veo lo que está pasando en la televisión y se está creando un gran contenido», dijo Spencer en 2017. «Y es porque el modelo de suscripciónes ha permitido a compañías como Netflix y HBO invertir y crear grandes producciones exclusivas … y si ese modelo también puede financiar diferentes tipos de juegos que se están desarrollando, entonces creo que este es el siguiente gran paso en esta industria.

Y ahora estamos aquí en 2019, y Microsoft, de forma un poco desapercibida por el público, ha lanzado su mayor variedad de juegos y producciones propias durante este pasado E3.

Tiene Flight Simulator, la aventura de terror de La Bruja de Blair para un jugador y Battletoads para un público más arcade, podemos fijarnos entoces en que estos movimientos son bastante ajenos a típicos lanzamientos taquilleros como Halo Infinite y Gears 5. Y aun no habiamos incluidos otros como el nuevo exclusivo multijugador; Bleeding Edge, de Ninja Theory, o estudios internos como Obsidian, InXile y Double Fine que están trabajando en proyectos exclusivos comenzados recientemente y otros ya en desarrollo desde hace años.

Para el consumidor este tipo de juegos ya no justifica una inversion de 50 o 60 euros para jugar unas horas y no tocarlo en mucho tiempo. En su lugar, las personas empiezan a querer mas este nuevo modelo y continúa suscribiéndose a Xbox Game Pass.

Es por eso que Flight Simulator tiene tanto sentido como lanzamiento en el servicio. 

Como producto independiente, un simulador de vuelos es una venta difícil para una audiencia más amplia y comercial. Microsoft podría intentar cambiarlo para atraer a más personas, podría intentar agregar una monetización agresiva para generar más ingresos de una audiencia más pequeña o simplemente podría dejar de hacer este tipo de juegos, sin embargo no hace nada de esto, no lo necesita.

Este estilo de juegos se convertirá ahora en el complemento ideal, ese perfecto desconocido que los usuarios siempre queremos descubrir, pero lamentablemente tenemos otras opciones mas comerciales en primer lugar.

Gracias a este enfoque Microsoft consigue abarcar un gran espectro de audiencia y centrarse en las necesidades de cada usuario independientemente del genero que este busque, todo podrá encontrarlo en el Netflix de Microsoft.

En conclusión, este cambio de filosofía implica que ya no haces un juego con el que que intentar atraer a la mayor audiencia posible, sino que intentas crear el mayor catálogo posible de juegos para atraer un máximo de suscriptores en tus servicios.

Tenemos muchas ganas de ver crecer el catálogo gracias a esta nueva actitud de los de Redmond, y probar un juego tan ambicioso como puede ser el mítico y renacido «Flight Simulator».

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios