Hace un par de semanas se revelaron una serie de documentos de las autoridades reguladoras de Brasil sobre la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft.

Entre muchas otras cosas, lo más destacable, eran las opiniones y como afectaría el negocio de diferentes compañías, siendo la de Sony la más polémica por ser la única que por motivos obvios veía un panorama más negativo.

Estos documentos fueron revelados al publico hace un par de semanas, sin embargo, la contestación de Microsoft a estas declaraciones apenas ha sido revelada, en ella tratan muchos temas diferentes, además de la contestación hacia Sony, incluidas el bloqueo de la marca nipona a la expansión de Game Pass.

Entre los puntos más destacables del documento podemos segmentarlo en tres, el modelo de negocios de Sony, Call of Duty como exclusivo y la competencia en el mercado.

Preocupaciones de Sony

El primer punto, es el más sencillo, Microsoft menciona que la verdadera preocupación de Sony es como afectaría un modelo de negocios como Game Pass a un modelo tradicional como es la venta de juegos.

En otras palabras Sony se opone a la introducción de nuevos modelos de monetización capaces de competir con su modelo de negocios, además piensan que Sony está preocupada por el aumento de la competitividad debido a lo que la transacción de Activision Blizzard significa.

Además de ello, volvieron a reiterar su intención de mantener las sagas más populares de Activision Blizzard multiplataforma, incluso después de los contratos ya establecidos, como lo dijeron varios meses atrás.

Importancia de Call of Duty en el mercado y para Microsoft.

Sobre Call of Duty, Microsoft dice que no lo consideran un juego imprescindible, solo forma parte de una amplia gama de juegos con grandes números de ventas, muchos de los cuales, no se encuentran en Xbox debido a las estrategias de exclusividades de sus competidores (Nintendo y Sony).

Además se apoyan en las opiniones del resto de desarrolladoras, las cuales mencionaron que Call of Duty cuenta con varios competidores directos, ejemplifican plataformas como Epic Games o Nintendo Switch, las cuales no disponen de esta franquicia y siguen teniendo exito.

Finalmente dicen que Sony se contradice al hablar del éxito de Game Pass desde 2017, cuando desde ese año, ningún titulo de Activision Blizzard se ha incluido dentro de Game Pass, con lo que justifican que dicho contenido no es esencial para que sean competitivos.

Microsoft añade que no sería rentable dejar de distribuir los juegos de Activision Blizzard en consolas rivales.

Según Microsoft la única forma de que un modelo de juegos exclusivo fuera rentables para ellos, seria si sus franquicias atrajeran suficiente publico para poder prescindir de las perdidas generadas por la ausencia de ganancias en consolas rivales.

PlayStation como competencia

Microsoft menciona al nuevo PlayStation Plus como una competencia directa hacia Game Pass, además de varias tiendas de consolas, y otros servicios de suscripción los cuales incluso contienen contenido exclusivo de Activision Blizzard no disponible para usuarios de Microsoft.

Afirman que uno de los aspectos principales de Sony en su modelo de negocios han sido los acuerdos exclusivos para tener mayor presencia en el mercado.

Califican a Sony como la líder en distribución de juegos digitales, por lo que ven incoherentes sus preocupaciones.

Finalmente Microsoft afirma que Sony ha obstaculizado la expansión de Game Pass al pagar por «Derechos de Bloqueo» para evitar que los desarrolladores añadan contenido a Game Pass y otros servicios.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios