Microsoft ya reconoció hace apenas una semana que había ciertas escuchas de grabaciones desde Cortana y Skype a sus usuarios, todo con la intención de mejorar dichos servicios. Sin embargo ha surgido una nueva polémica en la que la salpicada ha sido la propia consola de los de los de Redmond, acusada de dedicarse a espiar también a sus usuarios.

Gracias al medio Motherboard esto es lo que hemos podido saber del asunto:

Los responsables de todo esto serían una serie de empleados como personal externo que Microsoft contrató para encargarse de registrar conversaciones y comandos de voz en la consola. Esto no es algo nuevo, en las propias condiciones y letra pequeña de la compañía se estipula que está permitido grabar registros de voz y acceder a ellos, sin embargo, en este caso se habría accedido a grabaciones mas personales «Por accidente».

Un empleado que ha decidido mantener su anonimato, ha revelado que dichas grabaciones se limitaban a comandos de voz como «no», derivándose de una activación por error del sistema de grabación. Lo grave del asunto es que aquellas consolas con dispositivo Kinect habrían grabado a personas y niños a su alrededor, registrando voces y conversaciones de todo tipo.

La política de la empresa para poder recoger la clase de datos que no se originan «como accidente» tienen la intención principal de mejorar la inteligencia artificial, eficiencia, y eficacia de sus propios servicios.

Microsoft justifica esta serie de acciones con el pretexto de mejoras para sus servicios de voz, que a su vez analizan diariamente sus empleados. Por ello esta ha mejorado su declaración de privacidad incluyendo toda la información sobre el proceso de tratamiento y análisis de datos que hacen, disponibles para cualquier usuario de la plataforma que quiera leerlos.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios