Uno de los productos más exitosos de Microsoft desde siempre han sido sus mandos, sobre todo el mando de Xbox One durante esta generación, del cual podemos encontrar infinidad de ediciones y estilos para todos los gustos, a cada cual más bonito.

Con Xbox 360 no tuvimos la posibilidad de usar su mando para jugar directamente en Xbox One, pero por fortuna, esta historia no volverá a repetirse la próxima generación, pues Microsoft ha decidido aplicar en sus mandos la misma estrategia y filosofía de la compatibilidad, y convertir los mandos de Xbox One en retrocompatibles (incluidos el mando Élite).

El encargado de confirmar este hecho ha sido el cabeza de Xbox, Phil Spencer en Twitter, como respuesta a la duda de un usuario que preguntaba sobre esta posible compatibilidad:

Mandos de Xbox Retrocompatibles

Aunque es muy probable que Xbox scarlett traiga bajo la manga una nueva edición mejorada del actual mando de nuestra consola, es innegable que cada nuevo modelo pule más la ergonomía y precisión del anterior, llegando un momento donde apenas es necesaria su renovación o la cantidad de detalles a modificar.

Y por ello esto supone una buena noticia, gracias a esta compatibilidad hacia adelante, los usuarios podrán reutilizar su mandos de anterior generación en Scarlett, o incluso elegir los de Xbox One porque no les convencen los de nueva hornada para la Next-Gen.