La semana pasada llegaba a nuestras estanterías Control, lo nuevo de Remedy Entertainment, un juego de acción que nos hace recordar en cierta medida algunas de sus obras anteriores. Desde la compañía se ha valorado la buena acogida que ha tenido el juego, pero a su vez reconocen que las versiones de consola no disponen del rendimiento deseado aunque se han comprometido a trabajar en mejorar ese aspecto.

La famosa web Digital Foundry expone que los problemas técnicos de Control en consolas hacen que el juego no sobrepase los 14 fps en las escenas más exigentes, y que no llegue a alcanzar los 1080p en PS4 y Xbox One.

En Remedy Entertainment ya han confirmado en su web que están trabajando en diferentes métodos de mejoras respecto a la optimización en consolas. Eso sí, también han querido pedir paciencia ya que es un proceso que llevará su tiempo, y a su vez, deben de mejorar y arreglar diferentes fallos que han experimentado algunos jugadores.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios