En una entrevista dirigida a Otto Ottonson, de The Coalition, se ha conseguido averiguar que la consola base de desarrollo para Gears 5 ha sido ni mas ni menos que el primer modelo de consola de Xbox One, la llamada Xbox One Fat.

Esto nos hace pensar que sí ha sido la consola base para el desarrollo de este juego, del año 2019, puede que le queden todavía años de vida. Así lo dijo esta persona en la entrevista:

«Tenemos varias Xbox, donde cada una tiene diferente capacidad de procesamiento. En la Xbox One X, por ejemplo, la GPU es mucho más potente. Pero al final pensamos que todo es Xbox One. Todo el sistema de fondo es siempre él mismo, por lo que para nosotros no es tan complicado. Utilizamos siempre la Xbox One como base y luego para las demás que tienen más capacidad vamos subiendo el listón y vamos mejorando las cosas para ella

En cuanto al PC la cosa es mas compleja, ya que hay muchas mas variantes, dependiendo de las piezas del equipo con la que el PC esté construido. Aun así, la dinámica de trabajo en el que se encuentra el estudio y los resultados obtenidos con el historial de juegos que han creado, hace pensar que pueden conseguir la mejor optimización en cualquier plataforma.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios