Aunque la compañía ya mencionó hace tiempo que su futuro videojuego en un futuro tecnológico distópico no tendría compras in game, una reciente clasificación de la ESRB con el calificativo de «compras in-game» ha hecho estallar las alarmas en la comunidad de jugadores.

Los autores de The Witcher 3 han aclarado que todo se trata de una pequeña confusión, y que podemos estar tranquilos respecto al futuro de Cyberpunk 2077 pues este no incluirá micropagos. Todo este malentendido habría surgido de futuras expansiones que llegarán al título tras el lanzamiento a las que el jugador podrá acceder una vez haya adquirido el juego base.

Este nombre de «compras in-game» es el que pone la junta de calificación a este tipo de contenidos.

Esta desarrolladora polaca, ha vuelto a la actualidad últimamente gracias a sus declaraciones sobre temas polémicos respecto como «no quedarse cortos» en contenido violento, sexual o cuestiones políticas en su videojuego ambientado en un futuro tecnológico donde el peso del realismo es mayor al de la censura de lo políticamente correcto.

Este estudio siempre ha destacado por el buen trato al consumidor en su trayectoria de lanzamientos en el pasado, lo cual es coherente con una política libre de micro pagos y todo aquello que conlleve de abusar del consumidor, ya que estos siempre se han mostrado a su comunidad con una gran transparencia en su desarrollos.

El videojuego llegará este 17 de septiembre a Xbox One y el resto de plataformas.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios