Todos nos preguntábamos a qué se refería Phil Spencer cuando declaró que Microsoft rompería el concepto de generaciones de consolas tal y como lo conocemos. Iniciativa tras iniciativa, se nos va revelando la verdad que se escondían tras estas enigmáticas palabras y, sí, definitivamente está cumpliendo con lo prometido.

Para ser más conscientes de la revolución que estamos viviendo, debemos echar un vistazo al pasado reciente. Cada vez que una nueva generación de consolas veía la luz, era un torrente de ilusiones pero también suponía dejar atrás lo vivido con nuestras viejas consolas y ese catálogo que tantos buenos momentos nos hizo pasar. Nuevo hardware, nuevos juegos, nuevo sistema y la única manera de no dejar atrás nuestro catálogo, era conservar la vieja consola (el tiempo que fuera capaz de perdurar)

Además, en los últimos tiempos, se ha venido dando el fenómeno de los juegos cross-gen o intergeneracionales, títulos que se lanzan en el periodo de transito entre dos generaciones de consolas y que salen al mercado con versiones tanto para la nueva, como la anterior generación. El problema residía en que, si comprabas el juego en la versión inferior y dabas el salto a la nueva generación, tocaba pasar por caja si querías seguir disfrutándolo.

Smart Delivery: un regalo para la comunidad de jugadores

Como véis hablo en pasado, al menos en pasado para los usuarios de Xbox que ha tomado una actitud bien diferenciadora con respecto al resto de compañías, en pos del bienestar de sus usuarios. Por este motivo, Microsoft ha implementado la tecnología Smart Delivery. ¿Y qué se supone que hace Smart Delivery, como funciona?

Muy sencillo, gracias a Smart Delivery, cuando compres un juego para tu actual Xbox One, que incluya esta tecnología, (ya sea físico o digital) tu futura Xbox Series X lo reconocerá y automáticamente descargará las mejoras para convertirlo en la versión avanzada del juego de manera totalmente gratuita. Para ser más claros, tu juego de Xbox One, se convertirá en su versión mejorada para Series X sin que tengas que gastar tu dinero.

¿Qué juegos incluirán esta carácterística? Phil Spencer ha prometido que todos los juegos creados por Xbox Games Studios en un periodo aproximado de dos años (alargando considerablemente la vida útil de nuestra Xbox One). Además otras grandes compañías se suman a esta iniciativa como Ubisoft con su Assasins Creed Valhalla o la mismísima CD Projekt Red que ya confirma que incluirá Smart Delivery al ansiado Cyberpunk 2077, sin mencionar los títulos anunciados en el pasado Inside del 7 de mayo.

Aquí os dejamos una lista de los juegos que confirman Smart Delivery hasta la fecha.

  • The Ascent (Curve Digital)
  • Assassin’s Creed Valhalla (Ubisoft)
  • Call of the Sea (Raw Fury)
  • Chorus (Deep Silver)
  • Cyberpunk 2077 (CD Projekt Red)
  • DiRT 5 (Codemasters)
  • Scarlet Nexus (Bandai Namco)
  • Second Extinction (Systemic Reaction)
  • Vampire: The Masquerade – Bloodlines 2 (Paradox Interactive)
  • Yakuza: Like a Dragon (Sega)
  • Además de los juegos de Xbox Games Studios como Halo Infinite, Hellblade II y otros muchos que están por ser anunciados

Y es lógico que muchos juegos de compañías third parties se vayan a sumar a esta iniciativa, ya que aumenta considerablemente el parque de compradores durante el periodo de lanzamiento (y el más rentable). Los jugadores ya no tendrán esa reticencia a comprar un juego que saben que también querrán jugar en su consola de nueva generación y volver a gastar el dinero.

La retrocompatibilidad en su máxima expresión

Todo esto está genial, pero la cosa no queda ahí, no estando Phil Spencer al frente de la división. La retrocomparibilidad va adquirir una nueva dimensión hasta ahora nunca vista. Xbox Series X será retrocompatible con todo el catálogo actual de Xbox One, sumado a los incluidos de la generación de Xbox 360 y de la Xbox original que ya lo son.

Esto es algo que ya se ha visto muy reforzado en la generación de One, pero Xbox Series X pretende ir un paso más allá y los desarrolladores de la bestia de Microsoft han dotado a la GPU de 12 Teraflops de una inteligencia artificial que analizará gráficos de juegos de anteriores generaciones y los potenciará, mejorando las texturas, eliminando dientes de sierra y optimizando efectos de luz, llevándolo todo a la mayor resolución posible, hasta los 4k en muchos caso. Todo esto se hará de forma automática y de manera nativa por parte de la consola, sin necesidad de parches ni descargas adicionales.

¿Imaginas jugar a la saga Mass Effect con gráficos mejorados y a 4k? ¿Y revivir el terror de Dead Space en una «remasterización» totalmente gratuita? Pues todo esto será posible gracias a la tecnología de Xbox Series X. Como bien dijo Phil Spencer, han acabado con las generaciones tal y como las conocíamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here