Microsoft Xbox nos tiene acostumbrados a la calidad en los servicios. Y lo ha vuelto a hacer.

El Gobierno de México ha creado un impuesto digital que encarece un 16% una gran cantidad de productos provenientes de compañías como Google, Facebook, Twitter, Instagram, Spotify, y entre ellos, los servicios de Xbox. Este impuesto entra hoy día uno en vigor, y no ha faltado tiempo para evidenciar nuevamente que la marca Xbox está con el usuario, absorbiendo este incremento del precio y manteniendo sus precios sin cambios, sin encarecerse ni un centavo. Provocando que el usuario no pague el incremento.

Otras compañías de videojuegos no han hecho lo mismo y desde hoy sus precios se han visto encarecidos un 16%, haciendo para muchos inviables las suscripciones.