Elige a tu compañero de aventuras, encended vuestros walkie-talkies y agudizad vuestro ingenio para resolver los misterios que os aguardan en We Were Here Together.

We Were Here Together es la tercera entrega de la colección We Were Here, desarrollada por el pequeño estudio Total Mayhem Games. Debemos enfrentarnos al juego con varias premisas para caer en equívocos. La primera es que se trata de un juego desarrollado con un presupuesto modesto, la segunda es que se trata de una experiencia 100% cooperativa y la tercera es que no se trata de un juego de acción sino de exploración y sobre todo resolución de puzles.

Un vistazo a sus antecesores en la trilogía

Corría el año 2017, hace solo 3, cuando nuestros amigos Total Mayhem Games, lanzaron al mercado del videojuego una propuesta distinta e interesante. We Were Here nos metía en la piel de dos montañeros separados por el azar y que, por caminos distintos convergen en un castillo. Cada jugador, pues como hemos dicho es una experiencia 100% cooperativa, se pondrá a los mandos de cada personaje y tomarán caminos distintos. Con la ayuda de sus walkie-talkies deberán colaborar en la resolución de puzles y acertijos que los llevarán a resolver el misterio del castillo y con él la libertad.

La propuesta de We Were Too, segunda entrega, también nos llevaba a adentrarnos en un tétrico castillo, donde la buena comunicación y colaboración supondrán la diferencia entre salir o no vivos del entuerto. Hay que reconocer que puede parecer una propuesta demasiado parecida a su antecesor pero, por motivos que ahondaremos en el análisis, si experimentaremos una interesante diferencia.

Con estos antecedentes llegamos a la tercera entrega con We Were Here Together. El juego mantiene la esencia de las dos primeras entregas, sin embargo nos sitúa de salida en una cabaña perdida en mitad de un paisaje helado. A través de una radio recibiremos la llamada de auxilio que da el campanazo de salida a nuestra aventura.

Apartado técnico

Tal y como sentábamos al comienzo del análisis, nos encontramos ante un título de corte independiente y cono un presupuesto modesto. Sin embargo, no por ello esperéis un juego técnicamente mal terminado, para nada. Con unos gráficos sencillos pero muy sólidos, We Were Here Together cumple sobradamente en relación al tipo de experiencia que nos propone. Gráficamente está muy bien terminado y no escatimas en pequeños detalles, dentro de su sencillez, que todo jugador va a saber valorar. Nos ha sorprendido gratamente que se han preocupado de incluir algunas físicas interesantes (que no podemos mencionar para no reventar los puzles) y un juego de luces y sombras bien elaborado.

La banda sonora, sin ser memorable y sí bastante básica, es cierto que acompaña bien a la acción del juego y ayuda a crear esa atmósfera de intriga y misterio en los momentos adecuados. Por otra parte, algo que hemos valorado mucho, es que apenas nos hemos topado con ningún bug y, si nos sois demasiado observadores, los pocos pasan desapercibidos.

Pese a su similitud a las dos primeras entregas en cuanto apartado técnico, se ve que los desarrolladores han ido aprendiendo y puliendo errores y detalles. Siempre es de agradecer que un producto llegue bien terminado cuando pagamos por él, y este es el caso.

Jugabilidad

We Were Here Together mantiene toda la esencia que hizo atractivos a sus antecesores con pequeñas variaciones, entre las que podemos destacar y agradecer el hecho de que, en esta aventura, si coincidimos en espacio con nuestro compañero virtual, aunque siempre va a requerir que nos separemos para colaborar en la resolución de puzles. Este aspecto nos ha emocionado mucho porque nos otorga mucha más libertad que en los juegos anteriores y a veces hemos hecho un tanto el cabra escondiéndonos de nuestro compañero de juego solo por diversión.

Como os adelantábamos, el juego nos sitúa en una cabaña en mitad de la nada y deberemos acudir a una llamada de auxilio que recibimos a nuestra radio. A partir de ahí comienza la aventura y nos tocará colaborar desde el primer momento para cosas tan sencillas o complejas como redirigir nuestra entena de radio.

El título juega bien con ese halo de misterio, sobre todo al enfrentarnos a cada reto que nos propongan para poder avanzar en nuestra aventura. El uso correcto del walkie-talkie es primordial, pues solo presionando el botón nos podremos comunicar con nuestro compañero a través del chat online. Podríamos hacer trampas creando una party en nuestra Xbox One, pero estaríamos rompiendo una parte muy importante de su magia.

Los puzles y enigmas están bien balanceados, con la dificultad justa como para que no sea algo excesivamente obvio, pero a su vez nos obligue a quemar algunas neuronas en la resolución. No obstante, y es algo muy positivo, el juego está diseñado para que no nos sintamos perdidos y siempre tengamos una idea bastante clara de donde buscar piezas y respuestas.

Duración

Quizá este sea el apartado más controvertido del juego porque va a variar mucho dependiendo del ingenio, colaboración y destreza no del individuo, sino de la pareja que formaréis como equipo. Saber colaborar, dar las instrucciones correctas y saber comunicarnos va ser clave.

A nosotros la experiencia nos ha durado aproximádamente 5 horas, tomándolo con calma y disfrutando de cada momento, pero como adelantamos, esto es una estimación en base a nuestra experiencia y habiendo jugado títulos anteriores que, aunque no sea imprescindible, si te dota de cierta experiencia a la hora de enfrentarte a los puzles que propone el juego. Independientemente de todo esto, hay que reconocer que el juego resulta corto e incluso te deja una sensación de «habría seguido jugando dos o tres horitas más». Lo cual por una parte es sinónimo de que nos hemos divertido pero al fin y al cabo entendemos que se podría haber alargado un poco más la experiencia. Hay que recalcar que esta duración es aplicable a todos los juegos de la trilogía. No obstante somos del lema «más vale corto y bueno que aburrirnos«.

Conclusión

Tanto We Were Here Together, como las dos anteriores entregas, nos proponen una experiencia colaborativa fresca ( y no lo decimos porque el paisaje sea helado) y diferente. Un desafío que compartir con un amigo y que sabe recompensar el esfuerzo con una narrativa sencilla pero que te mantiene sumido en el misterio en todo momento.

Desde Xbox Adictos os recomendamos este título como una opción alternativa y que puede ser realmente gratificante con el compañero adecuado, con un aprtado técnico que cumple bien y una ambientación muy acorde con la propuesta.

Lo mejor

  • Acabado pulido
  • Dificultad de puzles equilibrada
  • Buena ambientación

Lo peor

  • Se hace corto
  • La repetición de escenarios

Reseña
Apartado técnico
Jugabilidad
Duración
analisis-de-we-were-here-togetherWe Were Here Together, como las dos anteriores entregas, nos proponen una experiencia colaborativa fresca ( y no lo decimos porque el paisaje sea helado) y diferente. Un desafío que compartir con un amigo que sabe recompensar el esfuerzo con una narrativa sencilla pero que te mantiene sumido en el misterio en todo momento. Desde Xbox Adictos os recomendamos este título como una opción alternativa y que puede ser realmente gratificante con el compañero adecuado, con un apartado técnico que cumple bien y una ambientación muy acorde con la propuesta.
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios