Ya tenéis por aquí nuestro análisis de esta nueva entrega anual de «Tour De France», con novedades bajo el brazo, correcciones aquí y allá e intentando solventar algunos de los errores y cosas menos buenas de anteriores ediciones. Se nota muchísimo la buena mano de la gente de Nacon a la hora de hacernos sentir muy partícipes del gran evento ciclista francés, y el mimo, salvo en algunos detalles, es encomiable. Pero, vayamos por partes, ¿Qué tiene de nuevo esta edición 2020 de «Tour de France»? Merece la pena su adquisición si ya vienes de la edición anterior? Te lo contamos a continuación.

Una de las primeras cosa que debéis saber es que durante el Tour de Francia habrá equipos que se centrarán en la clasificación general del maillot amarillo, otros buscarán los sprints y el premio de maillot verde de la regularidad, mientras que algunos pensarán en las montañas y en la camiseta de puntos rojos. Hay reglas, unas escritas y otras no tanto, y al final los equipos buscan conseguir sus objetivos a través del trabajo en común. Esta es la base de la famosa competición del ciclismo que cada año reúne a montones de aficionados a este deporte. La clave es el trabajo en equipo.

DINÁMICA DEL VIDEOJUEGO; Muchos kilómetros a tus espaldas.

Lo primero que nos encontramos nada más arrancar el juego, es un menú simple, sencillo y muy intuitivo, en el que incluso tenemos una sección dedicada, exclusivamente, a leer y conocer todas las novedades de este Tour De France 2020 con respecto a su edición anterior. Así que es recomendable que nos pasemos por esta opción primero para ver qué hay de nuevo. No faltan los modos carrera, bien sea llevando las riendas de un equipo entero, o de un ciclista en concreto para lanzarle al estrellato y convertirle en una leyenda del ciclismo. Tenemos modo contrarreloj, temporada simple, desafíos… Pero vayamos por partes…

El primer modo de juego que nos encontramos es el clásico «Modo Carrera», en el que participamos en carreras por etapas o clásicas e iremos obteniendo puntos de experiencia para desbloquear más carreras o etapas. Tenemos las 21 etapas del Tour de Francia, en el que seleccionaremos a 8 corredores en el equipo que queramos estar. Se incluye, aparte, el «Critérium Du Dauphné», con 8 etapas y 7 jugadores por equipo. También podemos personalizar la experiencia eligiendo las etapas que queramos para crear nuestra propia carrera, e incluso seleccionar directamente el «Liège-Bastogne-Liège» y el «París-Roubaix». Dentro de todas estas opciones tenemos tres modos de juego que corresponderían a los tres modos de dificultad incluídos en el juego, Profesional, Cyanide y Solitario. Las diversas opciones del «Modo Carrera» nos darán para bastantes horas de juego, y esto solamente es la punta del iceberg.

Al «Modo Carrera» le sigue el «Modo Desafío», en el que jugaremos en solitario o con un amigo – en modo local- en pruebas cortas de descenso o esprint. Como su propio nombre indica, el «Descenso», bajaremos por puertos de montaña tan rápido como podamos para lograr establecer un buen récord en línea. En el modo «Esprint» tendremos que participar en una prueba de velocidad y ganar con el mayor margen posible con respecto al resto de participantes. Este modo quizá sea el menos inspirado, ya que con solo dos opciones dentro de los desafíos, se nos antoja un modo bastante corto y sin mucho que ofrecer, salvo conseguir un buen puesto en las puntuaciones en línea. Una lástima.

Aunque los modos estrella son, sin duda alguna, el «Pro Team» y el «Líder Pro». Ambos modos son una suerte de manager en el que intentaremos llevar a un equipo hasta la gloria o, en caso del modo «Líder Pro» a un ciclista de nuestra creación. Aquí tengo que hacer un parón en el «editor» de personajes. Y lo pongo entre comillas porque no es un editor en sí, me explico:

A la hora de empezar el modo «Líder Pro» nos encontramos con la sorpresa de que no podemos personalizar a nuestro corredor. Solamente podremos decidir su nombre, su equipo, edad, peso, su nacionalidad y su especialidad, ya sea montaña, media montaña, esprint…Ni rastro de poder personalizar las facciones del corredor, absolutamente nada. Es cierto que, a la hora de la verdad, vemos a nuestro corredor de espaldas y con casco, pero no quita que nos hayamos llevado un pequeño chasco en este aspecto.

Esto también se puede extrapolar a las cinemáticas de final de etapa. Asistimos a una escena en el que se premian con los diferentes maillots a los mejores corredores de la etapa. Esta es una de las pocas veces que vemos a los ciclistas de frente y nos damos cuenta de que todos, absolutamente todos, lucen igual, el mismo tipo de rostro. Da la sensación de que siempre gana el mismo tipo con diferente maillot. A la hora de buscar algo de realismo en este aspecto, se pierde por este detalle de los personajes clónicos. Hay más modelos de chicas que abren la botella de champagne que de corredores. Tirón de orejas para Nacon en este aspecto.

JUGABILIDAD; Hemos venido a disfrutar

A la hora de la verdad, el juego tiene un manejo muy sencillo de aprender, pero difícil de dominar, ya que no todo es pedalear, sino que tendremos que tener en cuenta varios factores que serán clave si queremos hacernos con la victoria. Pedaleamos con RT y, depende de cuánto presionemos el botón, nuestros corredores se esforzarán más o menos, pero tenemos que tener cuidado, ya que si nos pasamos demasiado tiempo pedaleando intensamente, corremos el riesgo de desfondarnos, la pantalla se vuelve blanco y negro y flaquearemos, reduciendo drásticamente la velocidad de pedaleo. Para que esto no pase, tenemos el gel azul y el gel rojo, los cuales rellenan en parte nuestras reservas de energía y esfuerzo respectivamente.

Con LB podemos fijar el esfuerzo que hacemos a la hora de pedalear para no tener que estar constantemente midiendo la intensidad con RT, lo que facilita mucho las cosas. Aunque la verdadera clave de todo esto es el «pinganillo». Pulsando el botón B detenemos la acción para gestionar el comportamiento que queramos que cada uno de nuestros corredores adquiera. Podemos ordenar que se esfuercen al 50%, al 60%, etc. También que se esfuercen al límite, que tomen el gel azul o rojo, proteger a algún compañero…tenemos que estar muy pendientes de todas estas opciones para ser realmente eficientes en carrera.

También podemos hacer mediante el pinganillo que la carrera avance más rápido, ya que las etapas duran bastante tiempo y siempre podemos acelerar el tiempo, pero solamente si estamos muy seguros de hacerlo, ya que los rivales se nos pueden venir arriba y remontar muchísimo mientras vemos como avanza la acción de la carrera.

Una de las novedades que más nos han gustado ha sido la nueva cámara en primera persona, nos mete muchísimo más en la carrera y la sensación de velocidad es muchísimo más acusada que en las clásicas vistas en tercera persona, todo un acierto que aplaudimos y que recibimos con todo el placer del mundo.

APARTADO TÉCNICO; Disfrutando de las vistas…o no…

Es cierto que «Tour De France» nunca ha sido un referente gráfico precisamente, pero pensamos que va siendo hora de poner un poquito más de hincapié en este aspecto. Los corredores lucen bien, se juntan muchísimos en pantalla y el motor gráfico no se resiente ni un poquito, corriendo en unos estables 30 fps, pero a costa de unos entornos que son, como poco, muy mejorables. Los árboles son completamente estáticos, no hay sensación de viento, los aficionados que pueblan las carreteras y los caminos por los que pasamos tienen un modelado muy pobre y sus movimientos se sienten muy robóticos.

A favor tenemos que decir que la ambientación es muy buena. Los gritos de ánimo de la gente, las respiraciones agitadas de los corredores, la sensación de velocidad en las bajadas y la sensación de esfuerzo en las subidas, los miembros del equipo aconsejándonos por el pinganillo y dándonos contínua información de lo que está pasando en carrera y que no siempre vemos…pequeños detalles que hacen que nos metamos de lleno en la carrera y que nos cueste dejar el mando.

Las melodías del juego son algo escasas, salvo en los menús, en los que suenan piezas musicales relajadas para que podamos gestionar nuestro equipo con unas melodías relajantes, algunas algo más movidas que otras, pero relajantes al fin y al cabo, casan perfectamente con los colores cálidos de los menús. Nada que objetar en este aspecto.

En conclusión, es un juego muy divertido, sobre todo, obviamente, si eres fan del ciclismo y del Tour De France en particular, los recorridos son los mismos que en la carrera original, siempre hay algo que gestionar, tenemos que estar muy pendientes de los corredores, pensar rápido, tener algo de sangre fría. «Tour de France» se supera poquito a poco en cada entrega y los aficionados a este deporte están de enhorabuena porque pueden seguir disfrutando como enanos de una propuesta intensa, profunda y, sobre todo, divertida.

LO MEJOR

  • Excelente ambientación
  • Sistema de juego profundo, sólido y divertido
  • Muchas horas por delante
  • La cámara en primera persona

LO PEOR

  • El apartado gráfico está algo desfasado
  • Las animaciones son un poco robóticas
  • El «editor» de corredores
  • Quizá pueda pecar de muy exigente para los no entendidos al ciclismo
  • Un modo online le hubiera venido genial

PUNTUACIÓN FINAL: 7

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios