Ayer 11 de junio de 2020, tuvo lugar uno de los eventos más esperados. La conferencia de Sony, en la cual presentó su nueva consola, la PS5.

En la presentación se pudo observar que aparte de los exclusivos que traerá la marca, tendremos dos versiones de la consola la PS5 y la PS5 Digital (no admitirá juegos físicos).

Las presentaciones y la publicidad de las propias consolas antes y después de su lanzamiento son una parte importante no solo de la propia consola, sino también de la propia marca. Si quieres saber más sobre esto, pásate por nuestro análisis comparado ambas presentaciones.

Os dejamos aquí también una comparación con más consolas de otras generaciones para haceros una idea aún más exacta del tamaño y proporciones, para ello se han utilizado las medidas universales del lector de discos.

La nueva consola de Sony tiene un par de diferencias claras con Xbox Series X

En primer lugar: la CPU y GPU, la nueva Xbox contará con 12 Teraflops mientras que PS5 tendrá 10.28.

En segundo lugar: el tamaño PS5 es 1/3 aproximadamente más grande tanto con Xbox Series X, Xbox One X incluso con PS4.

Cuando nos referimos al tamaño de un aparato, en concreto de estas consolas, suele jugar un papel fundamental el sistema de refrigeración. El cual permite mantener la consola en una temperatura óptima y evitar daños en los componentes de la misma.

Lógicamente tendremos que esperar a probar las consolas, para ver cual se defiende mejor frente a las altas temperaturas.

Pero, lo que está claro es que ambas han dedicado mucho tiempo a este apartado.

Ambas consolas de la nueva generación están diseñadas para estar en vertical

Cada día, vemos como las consolas de sobremesa se parecen más a los Pc modernos y esto se debe a una regla básica. Y es que el aire frío que entra a la consola, una vez dentro se transforma rápidamente en caliente y este sube rápidamente hacia arriba, debido a que pesa menos. Esto hace que los sistemas de refrigerado de las consolas proyecten el aire hacia arriba, manteniendo una temperatura óptima.

Por lo que cualquier intención de ponerlas en una posición horizontal será contraproducente para la propia consola. Y en definitiva, para nosotros mismos ya que reducirá su vida útil y empeorara la experiencia de juego.

Sobre este tema se ha pronunciado Albert Penello, quien fuera uno de los directivos de Xbox, ha visto que la máquina nipona ocupa más espacio, todo ello siendo una consola con menor GPU y CPU. Quizá el sistema de refrigeramiento tenga la culpa de ello, pero lo que es un hecho es que es más grande.

vivimos en un mundo donde una pieza de hardware PlayStation es más grande, con menos GPU, CPU y espacio de almacenamiento que una pieza de hardware de Xbox. Este no es un tweet fanboy. Hace 20 años hubiera pensado que era imposible.

Ahora solo nos queda por saber el precio de las nuevas consolas y con que juegos se estrenaran de inicio.

Con estás declaraciones y otras muchas más parece claro que Xbox ganará la próxima batalla de consolas pero, como siempre solo el tiempo lo dirá. Bueno… el tiempo y los números de ventas.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios