Ya hemos empezado a ver la transición de Xbox a la nueva generación. Como dijimos hace ya un tiempo, Microsoft tiene planeado que Xbox One y Xbox Series X compartan el mismo diseño en su interfaz y diferentes menús (con algunas diferencias ínfimas, pero a grandes rasgos iguales). Obviamente, antes de entrar en la nueva generación, y se dé lo anterior, se necesita que todo llegue bien y adecuado.

Los de Redmond han comenzado con la app de Xbox Game Pass, tanto en iOS como en Android. La aplicación ha recibido un lavado de cara que la ha convertido en más sencilla, bonita e intuitiva. Fueron muchos los jugadores que se quejaban de que la app, a veces, no funcionaba como debía o que, en algunas ocasiones, les costaba encontrar algunos menús, como el de Instalación Remota. Estos han sido los principales cambios:

  • Ahora se puede elegir una consola o PC diferente para la Instalación Remota sin tener que cambiar la consola, o PC, predeterminada.
  • Los juegos que se instalen de forma remota no se agregan directamente a Jugar más tarde.
  • Nuevas opciones para la accesibilidad en el menú Configuración. Microsoft quiere que todos los usuarios disfruten y estén cómodos en sus servicios.

Estos, más cambios visuales en la interfaz, han hecho la app de Xbox Game Pass algo mejor de lo que ya era. Ahora es el turno del cambio de la Microsoft Store que, como muchos sabréis, está en proceso de reformas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here