Ya han pasado casi tres años desde que se lanzara Assassin’s Creed: Origins en PC, Xbox One y PS4, un título que se hizo esperar unos dos años pero que trajo importantes cambios como una reducción en el uso del parkour en beneficio del arco.

En esta entrega retocada en su jugabilidad para orientarla más hacia los juegos RPG podremos explorar el Antiguo Egipto de los faraones navegando por el caudaloso Nilo o visitando las tres grandes pirámides en la explanada de Gizah.

Disponible también para Xbox One X con todo el potencial que despliega el 4K y el HDR, consíguelo aquí y disfruta de un mundo abierto al más puro estilo RPG repleto de misiones que completar y tesoros que desenterrar mientras observas como se pone el sol en el horizonte.