Microsoft, los padres de la marca Xbox, se ha convertido hace escasos días en la tercera marca más valiosa del mundo entero. La empresa con base en Redmond, Washington (EEUU), está haciendo los deberes muy bien y sus resultados hablan por sí solos.

Microsoft ocupa la tercera plaza de un podio que se completa con Amazon en segundo lugar y Apple en la cima. Esto nos hace acordarnos de las palabras de Phil Spencer que hace un tiempo dijo: «Los rivales a batir son Amazon y Google, no Sony». Pues ya han conseguido uno de sus objetivos, Google, veremos si consiguen batir a Amazon, su próximo rival.

El crecimiento de Microsoft se ha elevado a los 166 mil millones de dólares, aumentando un 53%. Y lo mejor de todo es que ha sucedido en un año con una crisis por la COVID-19 que ha afectado a muchas empresas gravemente; ¿cómo habría sido el crecimiento de Microsoft sin un año tan atípico y extraño?

Si Microsoft sigue así va a llegar muy lejos (más si cabe). Y, además, en menos de un mes van a llegar Xbox Series X/S, no podemos imaginar como acabará el año para la marca. Para terminar, también os recordamos que Microsoft está cada vez más preocupada con el medioambiente y con iniciativas en proceso, cosa que le está dando mucha popularidad y será otras de las cosas que le reportaran beneficios.