La estrella de la nueva generación por paste de Microsoft va a ser Xbox Series X, eso lo sabemos todos. Su increíble potencial y rendimiento no van a dejar indiferente a nadie. Pero en esta transición a la próxima generación no podemos olvidarnos de la hermana pequeña de Series X, la Xbox Series S. La opción más económica pero menos potente.

Son mucho los que vaticinan que Xbox Series S va a ser un lastre en la nueva generación para Xbox. Que por sus capacidades inferiores no se va a poder aprovechar al 100% el potencias de Series X. Pues Petr Kolář y David Kolečkář, ambos pertenecientes al elenco de desarrolladores de Bohemia Interactive, han dejado clara su opinión: Xbox Series S no limitará el potencial de la nueva generación. La consola podrá correr todos los juegos sin que Xbox Series X reciba versiones de juegos inferiores técnicamente por su culpa. Esto lo hará gracias a que lo hará en unas resoluciones más bajas, algo que ya se sabía. Los dos desarrolladores dejaban estas palabras:

«Lo importante es que la CPU no se ha degradado, por lo que la Serie S no limitará el alcance potencial o las características de los juegos. La Serie S no debería tener problemas con los mismos juegos en resoluciones más bajas. Quizás algunos efectos gráficos ajustados.«

De hecho, Microsoft ha dejado varias veces claro esto. De hecho, en alguna ocasión han acompañado esta afirmación con ejemplos en los que Series S «sale ganando«, por ejemplo, Phil Spencer comentó que algunos juegos cargarán de forma más rápida en Series S que en su hermana mayor, Series X, al poseer resoluciones menores.

No debemos infravalorar a Xbox Series S o dejar que Xbox Series X la eclipse. Muchas personas pasarán a la nueva generación de la mano de Series S y seguro que no se arrepienten. Y sobre este tema, Microsoft opinó hace tiempo que, posiblemente, Xbox Series S sea mucho más vendida que Xbox Series X. ¿Se cumplirá?