Independientemente de que sea la plataforma por la que sentimos pasión, sabemos reconocer tanto las virtudes como las carencias que han caracterizado a la marca Xbox. Phil Spencer, haciendo un gran trabajo de autocrítica ha sabido localizar las debilidades y enseguida ha puesto medios, no solo subsanar errores, sino que además potenciar todos y cada uno de los aspectos que beneficien a su comunidad de jugadores. Podríamos poner muchos ejemplos como el hecho de contar con la videoconsola más económica de la generación (Xbox One S) y la más potente (Xbox One X), la implantación del servicio Xbox Game Pass o la adquisición de nuevos estudios para potenciar el catálogo de exclusivos.

Japón: el talón de Aquiles de Microsoft

Si hay algo que está requiriendo un especial esfuerzo del bueno de Phil Spencer es la aceptación de Xbox en el mundo nipón. Y es que tras varios viajes al país del sol naciente, el CEO de Xbox ha conquistados grandes logros como la entrada en Game Pass de la saga Final Fantasy (que se irán incluyendo en el servicio de manera paulatina y que ya cuenta con Final Fantasy XV y desde mañana podremos disfrutar de la novena entrega numerada, una de las más entrañables de toda la saga), Kingdom Hearts III, Nier Autómata e incluso la saga Yakuzza. Títulos que han tardado en pisar en universo Microsoft pero que han recibido un calurosa bienvenida por parte de la comunidad.

Un gran paso para congraciarse con el mercado japonés ha sido, por supuesto, la llegada de Xbox Game Pass a Japón. Quizá, visto desde la distancia, no le demos la importancia que merece este evento pero es de una gran relevancia ya que supondrá una interesante simbiosis con el mercado japonés y que abrirá actitudes a la hora de negociar la llegada de nuevos títulos no solo al servicio, sino a ecosistema Xbox, incluyendo servicios como Xcloud.

En el pasado Inside, los amantes de las denominadas japonesada, vibramos al ver la presentación del futuro juego de Bandai Namco, Scarlet Nexus que verá la luz en Xbox One y, que gracias al Smart Delivery, se verá mejorado en la futura Xbox Series X sin necesidad de trener que adquirir el juego en un formato específico para la nueva generación, con el ahorro que ello conlleva para los usuarios. Aún así, debemos reconocer que la exclusividad temporal de Final Fantasy VII Remake o la ausencia de Capitán Tsubasa como futuro lanzamiento, siguen suponiendo importantes varapalos a la comunidad de jugadores de Xbox.

Con todo lo dicho, tenemos las miradas puestas en el futuro y en la promesa de la esperada creación de ese estudio o división japonesa de Microsoft. Hasta el momento esta cuestión se mantiene en secreto, aunque todo apunta a que en breve Microsoft anunciará la inclusión de dos nuevos estudios a sus filas, los rumoreados estudios polaco y japonés, para ampliar el abanico de exclusivos de Xbox en la próxima generación. ¿Creará Microsoft un nuevo estudio o adquirirá uno ya existente? Sea como sea estamos ansiosos por saber más y algo nos dice que no tardaremos demasiado en tener noticias al respecto.

Por nuestra parte seguimos recordando con inmenso cariño aquellos dos grandes título exclusivos de corte japonés que vieron la luz en la pasada generación . Sí, familia, hablamos de Blue Dragon y el maravilloso Lost Oddisey, juego que puedes disfrutar en tú Xbox One gracias a la retrocompatibilidad y que, si te gustan los jrpg de la antigua escuela y no lo has probado, desde XboxAdictos te recomendamos de todo corazón.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios