El año pasado estuvo lleno de momentos memorables y de lecciones aprendidas para la división de videojuegos de Microsoft. Una de las más importantes fue la que se vivió en los meses de mayo y julio. En dichos meses se llevaron a cabo dos eventos centrados en juegos que llegarían al único sistema de nueva generación que conocíamos en ese entonces, el Xbox Series X. Ambas conferencias estuvieron sucedidas por críticas no tan positivas. Unos meses después se demostró que a veces la improvisación inteligente trae mejores resultados que un esquema cuidadosamente planeado. Así fue como el equipo de Xbox gestionó la filtración del Xbox Series S.

Nuestra historia comienza en los Shorty Awards, una gala de premios que se encarga de condecorar a los mejores creadores de contenido en múltiples plataformas (Twitter, Youtube, Twitch, TikTok, Instagram, entre otras) desde 2008. A estos galardones pueden aspirar tanto individuos como marcas u organizaciones. En este caso, el meme con el cual Xbox reaccionó a la filtración de su consola más pequeña en la historia se encuentra nominado en la categoría de mejor uso de un meme. Para entender la importancia de este post, hay que regresar en el tiempo al verano de 2020.

La sequía de información

En ese entonces, no teníamos mucha información sobre las consolas de nueva generación. Había un detalle que los fans queríamos saber sobre todo lo demás, el costo. Ni Microsoft ni Sony habían revelado los precios de sus nuevos sistemas y los gamers comenzaban a desesperarse. La principal pregunta era ¿quién cederá primero? ¿quién revelara el precio primero? En algún momento debían soltar esa información pues faltaban solo dos meses para que estos artilugios fueran lanzados al mercado. Finalmente, la hora de la verdad llego el dia 7 de septiembre de 2020 y esta tenía un nombre, Xbox Series S. Desde 2018 habíamos estado escuchando sobre el proyecto Lockhart, un sistema de nueva generación más modesto en hardware que Xbox Series X. Así describieron esa fatídica noche los integrantes del equipo Xbox.

«Las imágenes y videos de la segunda consola se habían filtrado en línea. La Xbox Series S originalmente estaba destinada a ser revelada como una sorpresa disruptiva más adelante en el año, pero su nombre, diseño, características clave y precio ahora estaban en manos de Internet. Todos, desde los usuarios comunes de Twitter hasta las publicaciones tecnológicas, comenzaron a hablar con entusiasmo sobre la filtración. Nuestro secreto cuidadosamente guardado había sido lanzado al mundo, lo que nos obligó a tirar por la ventana meses de planificación y preparación. En lugar de controlar la conversación sobre nuestra consola, ¡estábamos viendo cómo se desarrollaba la conversación sin nosotros! Las nuevas generaciones de consolas solo salen una vez cada siete años, por lo que necesitábamos con urgencia hacernos cargo de la discusión y hacer nuestro este momento»

El tiempo pasaba desesperantemente lento para el equipo de Xbox. Después de dos horas y de muchos correos electrónicos de aprobación, ya tenían listo un plan. No podían quedarse callados ahora que toda esa información se había hecho pública así que necesitaban algo creativo y divertido con lo que reconocer la filtración. Algo simple y que fuera una franca expresión de los sentimientos que experimentaban en ese momento. Ahí fue cuando se les ocurrió una fascinante idea, el meme del mono avergonzado que se había vuelto tan popular en internet para expresar incomodidad. Hicieron el post a las 11:07 PM, tuvo un enorme impacto y, según palabras del equipo Xbox, consiguieron lo siguiente:

«Sin usar una sola palabra, esta simple imagen funcionó para: Reconocer que Xbox había visto la filtración, confirmar que no se suponía que ocurriera la filtración, confirmar que la Xbox Series S era real, llamar más atención a toda la situación, gira la conversación a nuestro favor, devolver la atención a los canales sociales de Xbox»

A este famoso tuit lo sucedió una confirmación oficial de toda la información liberada esa noche. Nombre, precio y diseño. Se nos prometió que tendríamos más información al respecto muy pronto y con solo esos dos posts en redes sociales, Xbox recuperó el control de la situación. Todos se fueron a dormir esa noche expectantes de la nueva información que Microsoft tendría para compartir. Incluso un servidor no pudo dormir ese día para lanzar la nota en el menor tiempo posible, viviendo minuto a minuto lo narrado por el equipo de Xbox.

Después de haber convertido una crisis en una cátedra de uso ingenioso de redes sociales, Xbox cerró con broche de oro dando a conocer el precio oficial, fecha de salida y fecha de preordenes de sus dos consolas de nueva generación. Además, revelaron un tráiler que nos dejó más emocionado que el evento que originalmente planearon para revelar la consola. Gracias a su rápida reacción y a sus ingeniosos métodos para manejar la situación, Xbox consiguió cifras orgánicas récord.

  1. 11 millones de impresiones
  2. 199.000 Likes
  3. # 5 de todos los tiempos en Likes
  4. # 3 de todos los tiempos en impresiones orgánicas

El equipo de Xbox concluye diciendo lo siguiente:

«La planificación hizo esto posible: la reactividad nos ayudó a movernos rápido, la flexibilidad significaba que podíamos cambiar de rumbo, la voluntad de ser parte de la conversación nos dio mucha buena voluntad, y pagarlo nos devolvió el control de la narrativa»

Sin duda, esta crónica pasará a la historia como uno de los momentos mas destacables y exitosos en la historia de la marca Xbox. ¿Que opinas de esta historia? ¿La viviste al momento? Recuerda seguir a XboxAdictos para recibir toda la información de Xbox.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios